Presentan una querella por homicidio calificado de Cristian Valdebenito

Una querella por homicidio calificado de Cristian Valdebenito, quien murió por impacto de bomba lacrimógena, fue interpuesta en el Séptimo Juzgado de Garantía de Santiago.

La acción legal está dirigida contra el Intendente, Felipe Guevara, el Director General de Carabineros, Mario Rozas, las Fuerzas Especiales de Carabineros y todos quienes resulten criminalmente responsables. La presentación la realizaron familiares junto al equipo jurídico de CODEPU.

En el libelo se sostiene que estamos frente a un homicidio calificado, en concurso con el delito de abusos contra particulares y el de denegación de servicios. Es decir, Cristian Valdebenito, recibió el disparo de una bomba lacrimógena y Carabineros no prestó la atención requerida, pese a ser advertidos de la situación y por el contrario, todo parece indicar que obstaculizaron la acción de los rescatistas de salud presentes en el lugar.

La acción judicial afirma además que, con la decisión de expulsar, al precio que fuera, a los manifestantes de las calles se ejerció violencia desmedida y criminal, que terminó con una muerte más a causa del actuar de Carabineros.

Los delitos que se denuncian en la querella son a su vez, violaciones a los derechos humanos asimilables a delitos de lesa humanidad, dado que responden a una decisión de atacar a una población civil, y que este ataque se realiza en forma generalizada y sistemática, con la finalidad de causar intencionalmente graves sufrimientos y/o atenten gravemente contra la integridad física o la salud mental o física.

Cristian del Tránsito Valdebenito Valdebenito, 48 años, sufrió un traumatismo craneal por impacto de bomba lacrimógena, lo que le causó la muerte. Cristián nació en 1971, vivió su infancia en la Villa O’higgins, en la comuna de La Florida. Era el mayor de seis hermanos. Se hizo adolescente en dictadura y en los años noventa 90, llega con su familia a vivir a la Villa Cerro Morado, ubicada en el sector Bajos de Mena. Villa construida en un basural y que reúne viviendas estrechas y pequeñas que no soportan las lluvias intensas.

Cristian era padre de cuatros hijos y abuelo de dos nietas. Se trasladó hace un par de años a una villa aledaña de la misma comuna de Puente Alto. El eterno aficionado deportivo se hizo partícipe de las manifestaciones sociales y populares iniciadas el 18 de octubre con la esperanza de que las demandas de justicia y dignidad se hicieran una realidad en nuestro país.

Ese viernes 6 de marzo, Cristian llegó sólo a Plaza de la Dignidad. Había quedado de juntarse con un primo. Lo que nunca ocurrió.

Marzo 13, de 2020

Equipo CODEPU