Álex Núñez: carabineros “Se pusieron de acuerdo para que coincidieran las versiones”

El Consejo de Defensa del Estado (CDE) presentó una querella por el caso de Álex Núñez (39) en Maipú, quien falleció en la ex Posta Central luego de ser golpeado por funcionarios de Carabineros en las inmediaciones del Metro del Sol el 20 de octubre.

En la querella, el CDE acusa un “concierto” por parte de los efectivos policiales para ocultar lo ocurrido. Esto se basa, en parte, en la declaración de un subteniente de la 25° Comisaría de Maipú y que resultó ser clave en la investigación del fiscal de Alta Complejidad Occidente Pablo Sabaj ya que entrega nombres y apellidos de quienes se habrían concertado para inculparlo a él.

El testimonio, que fue recogido por La Tercera PM, señala que el funcionario cuenta los hechos “con la finalidad de que se esclarezcan los hechos fehacientemente, puesto a lo que es algo gravísimo, que va en contra de los principios y los valores institucionales”.

De acuerdo a su relato, el 23 de octubre, cuando ya se conocía en redes sociales sobre la golpiza fatal propinada a Álex Núñez, se le acercó el subteniente Gary Valenzuela, quien le habría manifestado textualmente: “Mi teniente le quiero contar algo porque le tengo buena, pero no le diga nada a mi teniente Eduardo Toledo. Lo que pasa es que durante la noche y hoy en la mañana me estuvo llamando mi teniente Eduardo Toledo, diciéndome que declaráramos lo mismo si nos citan a declarar o van a la comisaría a preguntar algún antecedente. Lo que pasa es que al parecer hay un video donde mi teniente Eduardo Toledo sale apuntado a una persona, pero no le dispara, y posteriormente salgo yo golpeando a una persona y sé que nos pueden cagar. Mi miedo es que el carabinero Maldonado declare la verdad porque él me tiene mala, y si le estoy contando esto es porque mi teniente Eduardo Toledo me pidió que dijéramos que vimos a las motos pasar por ahí, pero que nosotros no teníamos nada que ver, así que tenga cuidado con mi teniente Toledo, porque lo quiere cagar por lo que me dio a entender, se quiere salvar porque está asustado“.

Habría sido por este motivo que, cuando fue a declarar a la Fiscalía Administrativa (Fisad) de la Prefectura Central, aseguró enfático que el día de los hechos “no salí con ningún tipo de bastón y que de los seis motoristas que andábamos, solo uno portaba un bastón isomer, por lo que era imposible que nosotros fuéramos los agresores”.

Fue entonces cuando se le hizo ver que existían declaraciones que indicaban que “los motoristas se encontraban con una persona de vestimenta negra en el suelo”. En ese momento él se percató de que “el día anterior había ido a declarar a la Fisad el subteniente Eduaro Toledo, el suboficial Orlando Sepúlveda y el cabo segundo José Ramírez, quienes a mi parecer se pusieron de acuerdo para declarar y que coincidieran las versiones, ya que coincidía exactamente con lo que el subteniente Gary Valenzuela me señaló el 23 de octubre. Ante esta situación yo le expresó al mayor Bonilla que en ningún momento agredí a ninguna persona ese día”.

Posteriormente, cuando llegó a la comisaría tras declarar, se dirigió adonde se encontraban varios subtenientes, entre ellos el teniente Eduardo Toledo. “Fue en ese momento que mi capitán Mansilla me pregunta ‘¿cómo te fue?’, a lo que respondo ‘bien mi capitán, lo único que al parecer el subteniente Eduardo Toledo declaró puras estupideces en la Fisad. Mirando a la cara al subteniente Eduardo Toledo le digo a viva voz ‘tú en qué momento me viste con una persona en el suelo el día domingo, porque al menos yo no estuve con ninguna persona lesionada, así que voy a pedir diligencias para esclarecer los hechos, porque yo sé que tú te pusiste de acuerdo para declarar’”.

Según el subteniente, Toledo demostró un “claro nerviosismo, agachando la cabeza” y guardando silencio.

Al final de su declaración, sostuvo que el día de la golpiza a Álex Núñez se encontraba patrullando los alrededores de la estación de Metro Del Sol, por lo que “sería normal que hayan declaraciones que vieron las motos pasar, donde posteriormente y al paso de algunos minutos nos trasladamos al sector de El Rosal con Av. Américo Vespucio, donde nos entrevistamos con gran cantidad de vecinos quienes se encontraban custodiando sus domicilios”.

Fuente : Cnnchile.com